català  castellano
Logo Dr.F.Codina Garcia




Web Médica Acreditada. Ver más información 
Imatge estetoscopi
Niño enfermo, por Arturo Michelena

Asma

¿Qué son las crisis asmáticas?
Son episodios repetidos de tos, dificultad para respirar (fatiga) y ruidos de pecho ("pitos") que se producen por una reacción inflamatoria de los bronquios.

¿Qué hacer en casa?
• Mantenga al niño sentado, en reposo, sin que haga ejercicio hasta que la crisis esté controlada.
• Comience a dar al niño el tratamiento recomendado por el pediatra siguiendo las instrucciones. Lo mejor es utilizar medicación inhalada.
• Si su hijo tiene fiebre administre antitérmicos.
• Evite ambientes con humo.

¿Cuando se ha de volver a consultar?
• Si el niño está muy agitado o somnoliento, si se pone morado o pálido.
• Si la dificultad respiratoria empeora: respira cada vez más rápido, se le marcan las costillas, mueve mucho el abdomen o se le hunde el pecho.
• Si se precisan inhalaciones muy frecuentes, cada dos horas más o menos.
• Cuando acuda al servicio de urgencias recuerde llevar la cámara de inhalación que utiliza habitualmente.

inhalador

Cuestiones importantes
• Los niños asmáticos no son siempre alérgicos. Durante la infancia, el factor desencadenante más frecuente de las crisis son los resfriados.
• Las crisis asmáticas, a veces, comienzan sólo con tos. Si empezamos con los inhaladores antes de que el niño tenga fatiga la evolución será mejor.
• Los inhaladores que precisan de cámara siempre se deben administrar con ella, nunca directamente en la boca, ya que hacen menos efecto.
• Los hijos de padres fumadores padecen más enfermedades respiratorias.

Consejos modificados de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas: Julio 2011


ajustament
icona descarrega

Aviso: La información de esta página no se puede considerar un diagnóstico ni un tratamiento, así no puede sustituir la atención médica. En ningún caso sustituye la opinión o las prescripciones de los profesionales. el titular del sitio web no puede garantizar que la información está completamente libre de error a pesar de los esfuerzos para asegurar la veracidad y actualización. Se recomienda siempre la consulta a su pediatra y no se hace responsable de posibles malentendidos del contenido de la página.