català  castellano
Logo Dr.F.Codina Garcia




Web Médica Acreditada. Ver más información 
Imatge estetoscopi
Niño enfermo, por Arturo Michelena

Autismo

Los expertos no hablan de autismo sino de trastornos del espectro autista. Los trastornos del espectro autista son un grupo de discapacidades del desarrollo que provoca problemas de socialización, de comunicación y de conducta. Se calcula que los trastornos del espectro autista en Estados Unidos afectan 1 de cada 100 niños. Más que nunca antes. La causa de este incremento no está clara.

Los trastornos del espectro autista afectan de manera diferente a cada persona y pueden ser desde muy leves a graves. Y diferentes tipos de trastornos del espectro autista:
• El trastorno autista clásico. Los niños tienen retrasos significativos en el lenguaje, problemas de comunicación y conducta. Muchos también tienen discapacidad intelectual.
• El síndrome de Asperger. Pueden tener dificultad para socializar pero no tienen problemas de lenguaje o discapacidad intelectual.
• El autismo atípico. Los niños con este trastorno tienen menos síntomas y éstos son más leves que en el trastorno autista clásico.

ojo

No conocemos las causas de los trastornos del espectro autista. Pero si sabemos que los niños que tienen hermanos o uno de los padres con un trastorno del espectro autista, tienen un riesgo más alto de padecer estos trastornos. Que 1 de cada 10 niños con trastornos del espectro autista tienen una alteración genética identificada, como el síndrome del cromosoma X frágil, esclerosis tuberosa, el síndrome de Down y otras alteraciones. Algunos medicamentos tomados durante el embarazo han sido asociados a un riesgo mayor de presentar trastornos del espectro autista.

Los trastornos del espectro autista pueden ser difíciles de diagnosticar, porque no existen pruebas médicas, como los análisis de sangre, para diagnosticar estos trastornos. Para hacer un diagnóstico, los profesionales evalúan la conducta del niño y su desarrollo. Hacia los dos años, el diagnóstico que haga un profesional experimentado se puede considerar muy fiable.

En la actualidad, no hay una cura específica para los trastornos del espectro autista. Sin embargo, las intervenciones precoces hacen mejorar significativamente el desarrollo del niño. Estas intervenciones incluyen terapia para ayudar a que el niño hable, camine e interactúe con los demás.

Si hay algo que le preocupa: consulte pronto

Los trastornos del espectro autista aparecen antes de los tres años de edad y duran toda la vida. Algunos niños parecen desarrollarse normalmente hasta alrededor de los 18 a 24 meses de edad, entonces dejan de adquirir nuevas destrezas o pierden las que ya tenían. Si usted cree que su niño puede tener un trastorno del espectro autista o que tiene problemas en la forma en que juega, aprende, habla o actúa, coméntelo en la escuela y al pediatra de su niño y explíquele sus inquietudes.
Se niños con trastornos del espectro autista puede ser que:
• No reaccione cuando le llaman por su nombre, hacia los 12 meses de edad.
• No señale objetos para mostrar su interés (señalar un avión que está volando), hacia los 14 meses.
• No juegue con situaciones imaginarias (por ejemplo, dar de "comer" a la muñeca), hacia los 18 meses.
• Evite el contacto visual y prefiera estar solo.
• Tenga dificultad para comprender los sentimientos de otras personas o para expresar sus propios sentimientos.
• Tenga retrasos en el desarrollo del habla y el lenguaje.
• Repita palabras o frases una y otra vez.
• Conteste cosas que no tienen que ver con las preguntas.
• Se irrite con cambios mínimos.
• Tenga intereses obsesivos.
• Aletee con las manos, meza su cuerpo o gire en círculos.
• Reaccione de manera extraña a la forma en que las cosas huelen, saben, se ven, se sienten o suenan.

Dr. F. Codina Garcia. Diciembre 2014

ajustament
icona descarrega

Aviso: La información de esta página no se puede considerar un diagnóstico ni un tratamiento, así no puede sustituir la atención médica. En ningún caso sustituye la opinión o las prescripciones de los profesionales. el titular del sitio web no puede garantizar que la información está completamente libre de error a pesar de los esfuerzos para asegurar la veracidad y actualización. Se recomienda siempre la consulta a su pediatra y no se hace responsable de posibles malentendidos del contenido de la página.