català  castellano
Logo Dr.F.Codina Garcia




Web Médica Acreditada. Ver más información 
Imatge estetoscopi
Niño enfermo, por Arturo Michelena

El déficit de atención e hiperactividad


El déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es un trastorno de causa desconocida. La importancia de los factores genéticos y de otro tipo no están claros.
La enfermedad, que comienza en la infancia y continúa en la edad adulta, afecta a las aéreas cognitivas, emocional y social.

El pediatra por su accesibilidad y continuidad en el cuidado del niño puede, junto a los padres y los maestros, ayudar a coordinar las intervenciones y valorar la evolución. Tiene buen pronóstico si se recibe el tratamiento adecuado, con tasas de mejora superiores al 80%.


Los síntomas del TDAH son:

1. Inatención
(dificultad de concentración)
2. Hiperactividad
(desorganización y excesivo nivel de actividad)
3. Comportamiento impulsivo
4. Empiezan antes de los 6-7 años
(En los pacientes sin hiperactividad, los síntomas son poco evidentes)

señal de atención


5. Persisten más de 6 meses
6. Se presentan en todos los ámbitos: domicilio, en la escuela...
7. Dificultan la realización de sus actividades conforme a las normas generales, dificultándoles alcanzar su potencial
8. No debe haber trastorno de las funciones sensoriales (audición, visión)

Tratamiento

No farmacológico:

Individual: Es necesario disponer de programas individualizados en el ámbito de la escuela, en casa... con criterios similares de manejo. La coordinación entre los padres, el profesorado, el médico y el psicopedagogo es fundamental.
Familiar: El entrenamiento familiar para el manejo adecuado del comportamiento del niño con TDAH. Resolución de conflictos (oposición, desafío) y actitudes negativas de interacción familiar.
Escolar: Los niños con TDAH requieren un programa individualizado de intervención escolar. El TDAH no puede ser la excusa para "no hacer", sino que es la razón para "hacer algo" positivo.
Profesor: Debe conocer los síntomas del TDAH. Identificarlos y comunicar su sospecha los padres. Establecer un plan individualizado de intervención escolar. Ayudar al niño a integrarse socialmente y favorecer su autoestima.

Farmacológico:

El fármaco más usado es el metilfenidato (Rubifen ©, Concerta ©), es seguro y efectivo en el 70-80% de los casos. El fármaco debe administrarse en cualquier ámbito y momento que se considere necesario, pero en periodo vacacional se puede suspender o disminuir la dosis.

Dr. F. Codina Garcia. Diciembre 2014

ajustament
icona descarrega

Aviso: La información de esta página no se puede considerar un diagnóstico ni un tratamiento, así no puede sustituir la atención médica. En ningún caso sustituye la opinión o las prescripciones de los profesionales. el titular del sitio web no puede garantizar que la información está completamente libre de error a pesar de los esfuerzos para asegurar la veracidad y actualización. Se recomienda siempre la consulta a su pediatra y no se hace responsable de posibles malentendidos del contenido de la página.