català  castellano
Logo Dr.F.Codina Garcia




Web Médica Acreditada. Ver más información 
Imatge estetoscopi
Niño enfermo, por Arturo Michelena

Vómitos


¿Qué son los vómitos?

Consiste en la expulsión por la boca del contenido del aparato digestivo (alimentos, jugo gástrico, bilis).


¿Qué hacer en casa?

• La mayoría de los vómitos se pueden tratar en el domicilio.
• Se debe evitar la deshidratación ofreciendo líquidos azucarados (jugo, agua con azúcar) en cantidades pequeñas, aproximadamente una cucharada cada 5 minutos.
• Si se acompaña con diarrea es preferible utilizar soluciones de rehidratación de venta en las farmacias. No utilice soluciones caseras (limonada alcalina) ni refrescos comerciales.
• Observe la aceptación por parte del niño. Si los líquidos son bien aceptados puede aumentar la cantidad paulatinamente.
• Cuando tolere bien los líquidos ofrécele comida, nunca forzándolo, en pequeñas cantidades.

niño con vómitos

¿Cuando volver a consultar?

• Si el niño es menor de tres meses y a vomitado dos o más tomas.
• Si el niño vomita mucho, no tolera los sólidos, ni líquidos o vomita aunque no haya tomado nada.
• Si los vómitos son verdosos, contienen sangre o recuerdan posos de café.
• Si el niño presenta alguno de los siguientes síntomas: está adormilado, decaído, tiene mucha sed, los ojos hundidos, llora sin lágrimas u orina poco.
• Si tiene mucho dolor abdominal o tiene mucho dolor de cabeza.

Cuestiones importantes

• El peligro de deshidratación es mayor cuanto más pequeño es el niño.
• Es normal que los niños menores de 6 meses expulsen pequeñas cantidades de leche después de comer (regurgitación).

Consejos modificados de la Sociedad Española de Urgencias Pediátricas: Julio 2011

ajustament
icona descarrega

Aviso: La información de esta página no se puede considerar un diagnóstico ni un tratamiento, así no puede sustituir la atención médica. En ningún caso sustituye la opinión o las prescripciones de los profesionales. el titular del sitio web no puede garantizar que la información está completamente libre de error a pesar de los esfuerzos para asegurar la veracidad y actualización. Se recomienda siempre la consulta a su pediatra y no se hace responsable de posibles malentendidos del contenido de la página.