català  castellano
Logo Dr.F.Codina Garcia




Web Médica Acreditada. Ver más
información 
Imatge estetoscopi
Las tres edades, por Gustav Klimt

Normas para hablar de la muerte a los niños


No hay que ocultar la realidad a los niños. Estar triste, después de la muerte de un ser querido, es normal. No esconda sus sentimientos y emociones. Si usted se siente triste por la muerte de un familiar y habla de sus sentimientos, el chico lo entenderá y también querrá compartir sus sentimientos. Si usted esconde su estado ("aquí no ha pasado nada"), no deja posibilidad a su hijo de expresar cómo se encuentra.

Favorezca que su hijo/a muestre su tristeza o su añoranza por la pérdida de un abuelo, por ejemplo.


El concepto de la muerte en los niños.

• Antes de los 3 años, los niños/as no tienen el concepto de la muerte. Aún no pueden establecer conceptos.

nena plora

• Entre los 3 y 5 años de edad, la muerte no se ve como un hecho final sino como temporal. No comprende el concepto de límite final. Los personajes de sus historietas se caen y se rompen en mil pedazos pero en la escena siguiente están perfectamente bien. No comprenden el concepto mortal.
• Después de los 5 o 6 años empieza a valorar algunos signos relacionados con la muerte como el envejecimiento, los accidentes, ir al hospital, estar enfermo, pero no lo relaciona con él. La muerte es una figura siniestra que asusta.

• Después del 10 años, sabe que la muerte es algo final e inevitable de la que no se puede escapar. Ya ha desarrollado el concepto de tiempo.
• Después de los 12 años su pensamiento es muy parecido al de los adultos. Tiene un pensamiento abstracto. Entiende la vida como un proceso donde se nace, se crece y se muere.

Los niños no deberían participar con rituales funerarios antes de los 4 años, la mejor edad para incorporarlos es después de los 7 años. Se ha de permitir a cualquier edad que puedan expresar sus sentimientos y emociones.

Recomendaciones para hablar de la muerte a los niños.

1. No haga preguntas cerradas, encontrará respuestas limitadas de sí o no.
2. Haga preguntas abiertas como: ¿Quieres que hablemos de lo que te preocupa?
3. No diga nunca mentiras, ni tan solo una mentira piadosa.
4. Explique todo el proceso de acuerdo con el grado de desarrollo cognitivo del niño.
5. La puerta está abierta. El chico/a decide si quiere entrar o no. Tiene todo el derecho a decidir cuándo y qué quiere saber. Quizás en este momento no quieren saber y más adelante preguntar por lo que pasó.
6. Aunque muchos niños no hablan hasta que no se les pregunta. En definitiva debemos explicar lo que quieran saber y cuando lo quieran saber.
7. El más grande temor de los niños es la separación de los padres.
8. A veces, los niños usan un lenguaje simbólico, Usted también puede hacerlo. Entre en su mundo mágico. Hay que explicar la realidad según la edad y capacidad de comprensión de los niños.
9. 9. Las preguntas de los niños dependerán de la actitud de los adultos. Facilite el espacio para que pueda preguntar. Los niños siempre saben mucho más de lo que los adultos creemos.
10. 10. Pida apoyo a los profesionales de salud para que le ayuden a hablar con su hijo. Pero nadie lo puede sustituir.

Dr. F. Codina Garcia. Diciembre 2014

ajustament
icona descarrega

Aviso: La información de esta página no se puede considerar un diagnóstico ni un tratamiento, así no puede sustituir la atención médica. En ningún caso sustituye la opinión o las prescripciones de los profesionales. el titular del sitio web no puede garantizar que la información está completamente libre de error a pesar de los esfuerzos para asegurar la veracidad y actualización. Se recomienda siempre la consulta a su pediatra y no se hace responsable de posibles malentendidos del contenido de la página.