català  castellano
Logo Dr.F.Codina Garcia




Web Médica Acreditada. Ver más
información 
Imatge estetoscopi
Las tres edades, por Gustav Klimt

Prepucio

Durante el verano, una patología prevalente en los niños es la balanitis (infección-inflamación del prepucio). La arena y la poca ropa favorecen que el niño se pueda tocar con las manos sucias favoreciendo la infección.

Hay cuatro fechas decisivas en la historia del prepucio: En el siglo XVII aC (1713 antes de Cristo), Abraham se circuncida como un signo de pacto con Jehová.
En el siglo V dC Pablo de Tarso, en uno de los primeros Concilios del catolicismo propone que los gentiles (no circuncidados), también puedan formar parte de la Iglesia. En el siglo XX dC Gairdner publica por primera vez un trabajo sobre el desarrollo normal del prepucio.
En el siglo XXI dC un tribunal alemán dicta una sentencia considerando la circuncisión una forma de mutilación.
Los dos primeros hechos han tenido una relevancia histórica importante y han influido en millones de personas. Mientras que los dos últimos no parece que han producido demasiado impacto.

pene


Algunas cuestiones no se han dilucidado aún. ¿Qué papel juega la higiene prepucial en diversas enfermedades? Existe una relación entre el cáncer de pene y la no circuncisión?

La superficie interna del prepucio y la superficie externa se separa en el momento del nacimiento o más adelante. A la edad de 6 meses, el prepucio aún no se retrae en 8 de cada 10 niños y 3 años todavía en 1 de cada 10.

El esmegma es una secreción que suele acumularse en el espacio balanoprepucial (entre el prepucio y el glande del pene) de los hombres incircuncisos.

Consejos a recordar:

1. El desarrollo del prepucio no es completo hasta los 3 - 4 años. Como norma general, deje el pene tranquilo y limpio hasta esa edad.
2. La presencia de esmegma en el espacio balonoprepucial se debe eliminar con higiene (agua y jabón). Es un proceso fisiológico, no una infección.

Dr. F. Codina Garcia. Diciembre 2014

ajustament
icona descarrega

Aviso: La información de esta página no se puede considerar un diagnóstico ni un tratamiento, así no puede sustituir la atención médica. En ningún caso sustituye la opinión o las prescripciones de los profesionales. el titular del sitio web no puede garantizar que la información está completamente libre de error a pesar de los esfuerzos para asegurar la veracidad y actualización. Se recomienda siempre la consulta a su pediatra y no se hace responsable de posibles malentendidos del contenido de la página.